Blogia
crossovers

KUMIAI 12ª parte: Objetos Perdidos

Me desperté temprano, miré por la ventana, el sol lucía como el día anterior, un día perfecto para las carreras. Cuando llegué al salón sólo encontré a la Princesa Momo.
-Litos: ¡Buenos días!
-Princes Momo: ¡Buenos días!
-L: ¿Ninguna de mis compañeras se ha despertado?
-P: No, todavía no.
-L: Muy típico de ellas. ¿Siempre luce el sol y ocurren cosas buenas en este mundo?
-P: No, claro que no. Como en cualquier sitio, hay días que llueve o que no luce el sol, también hay días en los que ocurren cosas malas, pero contamos con la ayuda de un héroe.
-L: ¿Un héroe? ¿Y dónde está?
-P: Ahora no está aquí, está ayudando a un amigo en problemas, me hubiera gustado que le conocieras. Es tan bueno, tan valiente, salta tan bien, sé que hasta en mis sueños él vendrá a ayudarme.
-Elegancia: ¡Muy buenos días! Tengo tanta hambre que me comería a Karoru.
-Karoru: No te basta con despertarme, que además quieres comerme, vete a cagar.
-Ani-chan: ¡Buenitos días! Jejeje, tengo más hambre que el perro de un cojo.
-L: Se dice que el perro de un ciego.
-A: No, jeje, eso se dice perro alvarillo.
-L: Perro lazarillo.
-E: Alvariño, ummm, con lo bien que va por la mañana.
-A: ¿Es amigo tuyo?
-E: ¿Quién?
-A: Alvariño.
-E: Sí, es gallego, no te jode.
-L: Venga, daos prisa, que falta poco para que empiecen las carreras.
Cuando terminamos todos de desayunar, nos fuimos al circuito donde se celebraría la carrera.
-P: ¿Ya estáis todos preparados?
-L: Sí, ya nos hemos puesto la ropa que nos prestaste para pilotar más cómodos.
-P: Yo hoy no participaré, os veré desde las gradas. Los karts ya los tenéis en la pista. Nos vemos luego.
-L: ¡Hasta luego!
Nos dirigimos a los karts y nos montamos en ellos.
-E: Espero que hoy no te pierdas.
-A: Karoru, Elegancia te está hablando.
-K: Te lo dice a ti, so lerda.
-A: Hoy no me perderé, ya me han explicado como va el semáforo especial que han puesto para mí.
-L: ¿Semáforo especial?
-A: Sí. Tiene tres colores: rojo, amarillo y verde.
-K: Espero que sepas que se hace cuando aparece cada uno de los colores.
-A: Claro, que sí. Rojo significa que gires a la izquierda, amarillo que sigas recto y verde que gires a la derecha.
-L: Ya entiendo porque te pierdes siempre.
-K: ¿Qué tiene de especial este semáforo?
-A: No sé, creo que han dicho algo así como dispositivo de busqueda.
-E: Como me voy a divertir.
-L: Bueno, vayamos ya a la línea de salida.
Pusimos los karts en marcha. Había muchos seta que nos ayudan, así evitaban accidentes. En la carrera sólo participábamos nosotros cuatro, los seta que iban a participar se retiraron, dijeron que era más divertido ver a mis compañeras haciendo el ridículo, tenían toda la razón. El espectáculo estaba asegurado.
-L: Bueno, que gane el mejor.
-A: Entonces Karoru no gana.
-K: ¡Vete a cagar!
-E: ¡Quiero ver sangre!
La Princesa Momo estaba sentada en el palco, hablaba con alguien, no era un seta, pero tampoco era humano, ¿quién sería?
El semáforo encendió sus luces. Rojo, amarillo, ¡verde! Salimos todos a la máxima velocidad, era un circuito simple, muy simple, era circular, así que no había posibilidad de que Ani-chan se perdiera. Teníamos unos dispositivos para hablar entre nosotros.
-E: Mi carroooo me lo robarooooonnnn… oye, ¿Y Ani-chan?
-K: ¿Ya se ha perdido? Si acabamos de empezar.
-L: Lo importante es que esté preparada para cuando nos tengamos que ir de este mundo.
-E: ¡Lo oigo! ¡Alguien me llama!
-L: ¿Qué?
-E: Sí, alguien pide un taxi. Ahora vuelvo.
Elegancia salío del estadio montada en su kart a toda velocidad, el instinto le llamaba y tenía que acudir.
-Megafonía: Tin ton tin. Damas y caballeros, en la sección de objetos perdidos del circuito ha aparecido un kart con una chica llorando encima, si es de alguien, que acuda de inmediato a recogerlo por favor. Tin ton tin.
-K: ¿Qué hacemos? ¿Vamos? A mí me da palo.
-L: ¡Qué va! Que se quede allí esperando, así la tenemos localizada.
Justo venía una rampa.
K: ¡Mierda! Una rampa.
-L: ¿Qué pasa? Es fácil de saltar, no hay ni medio metro.
-K: Pero es que yo soy incapaz de saltar más de tres centimetros, ¡está comprobado científicamente!
-L: Creía que sólo era en los juegos de plataformas que no podías saltar.
-K: En la realidad no puedo saltar, pero en los juegos tampoco, por eso odio los plataformas. Me da miedo saltar, voy corriendo, me paro y salto.
-L: Eso es que no puedes darle a dos botones a la vez.
-K: ¿Dos botones? Yo le doy a la cruceta para correr y salto con el botón “A”.
-L: ¡Lela! Le das a la cruceta, le das al botón “B”, que es para correr, y luego le das al botón “A”.
-K: ¡Coño! No lo sabía. De todas formas me pararía antes de saltar, así que estamos en las mismas, ¡Mierda!
La temible rampa de un metro de alto. Yo la pasé sin problemas, Karoru cayó al estanque.
-K: ¡Uf! Menos mal. No cubre.
Se oyó un gran estruendo. Una de las puertas se había roto con una gran explosión, entre el humo aparecía Elegancia con cara de loca.
-E: Yuhuuuuuuuu.
-L: Ya estás aquí, ¿dónde habías ido?
-E: Un seta de esos estaba esperando un taxi, le he llevado a su destino con el kart, pero no le he cobrado, soy muy generosa.
-L: ¿Qué te ha dado?
-E: Un regalo, es secreto, sólo para mí, yeah. Te voy a alcanzar Litos.
-L: No creo, mira a Karoru.
-E: ¿Pero qué le pasa? ¡Qué cara más chunga!
-K: ¡Mi gayradar me avisa! Hay una pareja haciendo guarrerías en los baños de la zona norte del circuito. ¡Uoh!
Como era de esperar hubo un temblor de tierra y del estanque donde estaba Karoru empezó a salir una gran cantidad de un líquido… llamémosle “agua”.
-E: ¡Tsunamiiiiiiiiii!
Elegancia puso cara de suicida y de “A ver quien puede más, ¿la ola o yo? Como era de esperar la gran ola se la llevó por delante, con lo cual sólo quedé yo en la carrera. Pocos segundos después llegué a la línea de meta. Los premios los entregaba la Princesa Momo, pero como sólo yo terminé la carrera, el único que lo recibió fui yo.
El día se terminaba, ya estábamos delante de la puerta, la Princesa Momo nos acompañó.
-P: Me lo he pasado muy bien, ha sido muy divertido. Lástima que os tengáis que ir ya.
-K: Estoy muerta, desde que nos hemos metido en estos mundos no paro de hacer ejercicio, me quiero ir a mi casa.
-E: ¡Yeah! Me lo he pasado bomba, necesitaba acción y además he ganado dinerillo extra.
-L: ¿Pero no decías que no le habías cobrado?
-K: No te va a servir para nada en otros mundos.
-E: Es que siempre tienes que dar por culo.
-A: Sois unos malitos. Me habéis dejado abandonada. Estaba solita.
-K: Yo te habría dejado allí para siempre.
-A: Jopetas.
-L: Dejad vuestras chorradas para luego. Princesa Momo muchas gracias por todo, has sido muy amable con nosotros.
-P: No tenéis porque agradecérmelo. Lo he hecho encantada.
-L: Espero que nos volvamos a ver.
-P: Yo también espero que ese día llegué pronto.
Se abrió la puerta, la cruzamos, mirando hacia atrás y despidiéndonos de la Princesa Momo y de los seta que también habían venido a despedirse de nosotros. Se cerró la puerta.
-P: Ya puedes salir, ya se ha cerrado la puerta.
-¿?: Me los esperaba de otra manera.
-P: No lo entiendo, ¿por qué no has querido conocerles?
-¿?: No era el momento, ella me dijo que no era en este mundo, además, todavía no necesitan mi ayuda.
-P: No piensas contármelo.
-¿?: No, es un secreto, tú tampoco les has contado todo lo que sabías.
-P: Ya sabes que no podía, hay cosas que es mejor que no sepan todavía. ¿Cuándo les conocerás personalmente?
-¿?: En el próximo mundo que visiten, pero hasta mucho más tarde no tendré que actuar.
-P: Por suerte estás puertas no las puede utilizar todo el mundo.
-¿?: Parece que lo dices como si yo fuera malo.
-P: No te hagas el inocente.
-¿?: Bueno, vale. Por cierto, ¿de verdad me lo regalas?
-P: Claro, te prometí que te daría uno la próxima vez que nos visitaras.
-¿?: Muchas gracias. Eres una de las princesas más buenas que conozco.
-P: Tendría que ser la más buena, jeje, hablando de chicas buenas, ¿cómo está Satser?
-¿?: Muy bien. Cuanto más difíciles le ponen las cosas, más se esfuerza por superarse y conseguirlas.
-P: Yo no podría estar sola en el espacio, siempre luchando contra criaturas galácticas.
-¿?: Ahora la que se hace la buena eres tú.
-P: Jejeje, bueno es la hora de despedirnos. Espero que dentro de poco puedas venir a vernos.
-¿?: Sí, de eso puedes estar segura. Espero que la próxima vez que nos veamos esté tu héroe contigo. Bueno Momo, nos vemos.
-P: Saluda a todos de mi parte. Ve con cuidado.
-¿?: Eso haré.
Abrió su libro, salió un destello de su interior que le rodeó e hizo que desapareciera quedándose el libro levitando, se cerró y, a la vez, desapareció.
Entramos al siguiente mundo, una bruma espesa en un bosque de bambú.
CONTINUARÁ
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Litos -

No pasa nada, lo importante es que te pases (y dejes comentario XD).

Vege -

Hombre.. ya tocaba capítulo. Siento escribir tan tarde :D

Litos -

Son preguntas sin respuesta, misterios sin resolver... bueno, la de quién será sí que tiene respuesta, pero ya se sabrá XD.

Felipe -

Ya era hora de que actualizaras leñe!
Aisss... Quién será ¿?? Porqué Ani se pierde por segunda vez en un circuito redondo?
Y cuando Karoru tiene que correr, saltar y a la vez matar a un malo, como lo hace? jajajaja
Saludos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres